LA RESPONSABILIDAD Y LA LIBRE VOLUNTAD EN RELACION CON EL KARMA Y RENACIMIENTO

LA  RESPONSABILIDAD Y LA LIBRE VOLUNTAD EN RELACION CON EL KARMA Y RENACIMIENTO

…….Nos hemos dedicado hoy a un tema muy importante a discutir. ¡La pregunta básica de la
existencia humana y la evolución humanitaria en general! Ella ocupa a todo el espíritu vivo, y ello le tiene que ocuparle, si él quiere algún día conseguir su meta de refinación y perfección/fililí.

.,…… ¿Hasta qué punto llega nuestro libre albedrío, y dónde está el límite, donde el destino alcanza su poder sobre nosotros? ¿Es cierto en absoluto que nosotros estamos
desamparadamente distribuidos a nuestro destino – y cómo podemos reconciliar eso con la justicia de Dios? ¿Dónde es el principio y el final del poder de decisión humana?

…….Nuestro tiempo hoy día, con su día a día claramente más visible trasfondo –catastrófico nos promueve esta pregunta más y más fuerte. ¿Pero no es así que, para una respuesta estamos cada vez más incómodo, y nuestra impotencia y ansiedad aumenta?

…….Cómo es que justo nosotros tenemos que vivir en este tiempo. ¿Con que hemos ganado
eso? No seremos responsables de todos estos terribles acontecimientos en la tierra, y sin
embarco nos alcanzan los impactos. Y si ellos aún no nos han llegado por inmediato, no nos
sentimos más seguro ante ellos. ¿Dónde queda ahí la justicia?

…….Si nos hacemos tal preguntas, está bien, considerar una vez en paz, que significan eso:
La responsabilidad humana!

…….Quien todavía tiene sentimientos internas y los escucha, probablemente querrá apenas
esconderse de una responsabilidad en la vida. Porque este interno sentimiento, también
podemos decir, nuestra conciencia o la voz interior, re-cuerda sin cesar, lo que es bueno o
malo, correcto o incorrecto.

……. De dónde esta misteriosa voz viene y lo que es, sabe la minoría. Hay todo tipo de
circunloquios y trata de explicar por ella. Instinto, adivinación, sexto sentido y mucho más. A
la simple verdad, que es lo real vivo en nosotros, nuestro espíritu, cual reanima el cuerpo
terrenal, y le debería llevar, no se quieren acercarse los humanos. Porque ya no pueden
distinguir, que es espíritu y que es intelecto. En ello existe una enorme diferencia. A
explicarlo hoy nos llevaría demasiado lejos.

……. Quedémonos por el momento con la Voz interior. Cualquier humano con una buena
voluntad, aunque sin saber/insabio sobre este arte real del amonestador, lo apreciara como un
verdadero amigo. Él le ayuda en cualquier situación de la vida, a la mejor capacidad de hacer
lo correcto. Y como más consiente adaptaremos a él, como más alto escuchamos su llamada,
cuanto más claramente entendemos, que nos quiere decir.

……. Sin embargo, nadie es obligado, a escuchar a esta voz. Hay muchos humanos, cuales se
encierren, si, anestesian a esta voz en sí misma o se asfixian la completamente. Le esta
incomoda porque no quieren asumirse la responsabilidad, porque no quieren fijarse las leyes
en la creación, cuales dicen exactamente, lo que está bien y lo que está mal.

…….Ellos no quieren. Todos conocemos humanos, quienes no quieren. En nuestro personal
círculo más cercano, en el trabajo, en nuestro pueblo, en otros pueblos de la tierra, y también
hemos experimentado, que el creador no baja, para dificultar la gente en sus acciones
erróneas. Él les deja conceder, también en cuanto está en contra de sus leyes y por lo tanto
ofende contra toda razón.

…….¿Como se explica eso?

…….¡Muy fácil!

…….El humano tiene su libre Albedrio! Esa es la naturaleza del hombre como de la corona de
la creación, que le esta concedido la libertad de acción, de formar su vida. Esto le distingue
de los animales. El animal que no tiene en si el espíritu como el humano, si no otro núcleo de
vida, está obligado a obedecer a las leyes de la creación, está en su forma de vivir
completamente encuadernado. Por lo tanto, no puede pecar y no se le llama a la
responsabilidad como el humano.

…….De guía, como debería el humano usar los poderes para el fomento y la afinidad, se les
ha manifestado mediante elegidos mensajeros. Por ejemplo, mediante; Moisés, los profetas,
portadores de la verdad en diferentes países, como Buda, Zoroaster, Lao-Tse y otros. E
Incluso mediante el hijo de Dios mismo, Jesús Cristo.

……. Estas directrices determinadas y regaladas al ser humano para mantener una vida
intachable, deberían ayudarle, pasar su tiempo de evolución hasta la espiritual madurez en
felicidad completa, sin sufrimiento y contratiempos. Pero él no las tiene en cuenta. O las
rechaza o se lo asumió solo superficialmente, sin esforzarse, a realizar estas directrices en su
obrar.

…….Pero El creador nos dejó claramente decir; Lo que el humano siembra, lo
cosechara!

…….De estas palabras podemos claramente reconocer, que nuestro libre Albedrio  está
estrechamente vinculado con una responsabilidad.

…….Poder sembrar a su propia discreción , eso significa libertad de nuestras acciones. Pero
la cosecha de esta siembra tenemos que recibir, tenemos que disfrutar, también si son frutos
amargos.

…….Así sembramos nuestro destino nosotros mismos, a cual no le podemos escapar. Y eso
es la justicia, cual está anclada en la omnisciencia del creador. De una planta cardo no se
puede cortar rosas. ¡Y cuanto veíamos con plena envidia las flores

…….Ahora una cosa podemos: A saber, reflexionar, que la semilla, que hemos puesto, sin
embarco ha sido erróneo. También tenemos la posibilidad, a partir de ahora sembrar cosas
más bellas.

…….Pues eso también está colocado en nuestro libre albedrio. Cambiar la dirección cuanto
nos hemos extraviado y llegamos a una mala meta. En cualquier sitio lucen indicadores del
camino, mismo en la más oscuridad, reconocible a cualquier humano, cual no trota
interiormente ciego o con mucha prisa a través de la vida.

…….El tener que recibir de las frutas malas, por lo que el dolor por falta propia, no se puede
interpretar como un castigo. Si pensamos más profundo, que, en ello, además de la justicia
también actúa el gran amor del todo poderoso creador; ¡Porque el amor es inseparable de la
justicia! Eso se sabe, mirándolo desde lo pequeño, cualquier humano que se asume la
responsabilidad, cual tiene que educar a niños. Él estará en el amor con ellos en sentido
estricto, para educarlos en seres útiles y valiosos. Por lo tanto, también podemos adivinar, que
nosotros criaturas humanas en la totalidad, que nos gusta llamarnos hijos de Dios, también
necesitamos un guía riguroso, para poder evolucionar y convertirnos interiormente en fuertes,
nobles humanos completos.

…….La experiencia, de saborear los malos frutos, nos ayuda, a detestarlos y luchar por algo
mejor.

…….Sin embargo, debemos dirigir nuestra mirada a un hecho muy importante. La
experiencia es nuestra manera progresiva del Occidente bastante olvidada y solo conocido en
círculos pequeños: ¡Que todos nosotros no sólo vivimos una vez en la tierra! Una única,
pequeña existencia terrenal no sería suficiente para nosotros, para vivir a través de tantos
procesos experimentales y refinaciones, para ser espiritualmente de verdad perfeccionados.

……. El interior en nosotros se supone que debe ser desarrollado, el yo real nuestra alma, o
mejor expresado, nuestro espíritu vivo. Para esto, debo subrayar una vez más, el espíritu no
debe ser confundido con la mente. La mente se sitúa en el cerebro, en cuanto el espíritu se
vincula con nuestro ánimo, con nuestra alma, cuál es su más interior núcleo indestructible.

……. Con esta ardiente cuestión de la reencarnación, con la repetida aparición de un espíritu
humano en diferentes repetidos cuerpos humanos, se han involucrado muchas grandes
personalidades occidentales y afirman que sí. Por ejemplo, Tolstoi, Strinberg, Federico el
Grande, Henry Ford y muchos otros, no menos valorados. Por supuesto también Johann
Wolfgang von Goethe. Una adjudicación por él, que me gusta reproducir aquí: el “canto” de
los espíritus sobre las aguas

“El alma del humano                   Semejante al agua:

Del cielo viene,                                Al cielo se eleva,

y vuelve de Nuevo a la tierra tiene que ir

Eternamente cambiante…….

…….A partir de estas palabras viene también la convicción y el conocimiento Goethe que
expresan, que el origen del núcleo viviente del hombre no es la tierra, sino el “cielo”,
entonces lo superior, extraterrestre. De ello se desprende que el alma surgió antes que el cuerpo físico y no simultáneamente con él, que puede entrar en un cuerpo y puede dejarlo de
nuevo. ¿Y si eso ha acontecido una vez, porque no debería ser posible acontecer una segunda
y tercera y varias veces más?

…….Si Goethe dijo; “hacia la tierra tiene que ir eternamente cambiante”, así sabemos hoy día
mediante ABD-RU-SHIN, que este cambio de altibajos para el espíritu humano no es eterno,
sino encuentra su fin en el momento, en cuanto se ha vuelto completamente puro y radiante,
por lo tanto, perfectamente maduro. Entonces no necesita ya más purificaciones, y
permanece para siempre en los reinos espirituales altos inmortales, cuales nosotros llamamos
cielo o paraíso, donde no se permite ninguna sombra o error.

…….El desarrollo de la carrera del espíritu humano, también puede tener un fin diferente. Si
él era demasiado perezoso e indiferente, a desarrollar las leyes según del Creador,
ennoblecerse a sí mismos y reforzarse, entonces se ha demostrado como una fruta podrida de
esta creación. Él puede, cuando el tiempo de período de maduración y así la cosecha ha
llegado, no sostenerse en la selección, y se desecha como el tramo, que está separada del
trigo. Eso es la muerte espiritual.

…….Así que el espíritu tiene que madurar a un ser eterno. La posibilidad se le esta
ofreciendo, en alzas llenos de acontecimientos a través de las dos partes de la creación: la
matería gruesa, que quiere decir la parte terrenal, y la materia más fina, el así llamado más
allá, pero cual aún no es el paraíso, si no la estancia de conducta, para los presentes espíritus
humanos en el proceso de maduración. El Espíritu usa para su propia vida en particular en la
tierra el cuerpo carnal simplemente como una prenda de vestir, para ser terrenalmente visible.
Además, como herramienta, para accionar terrenalmente. En cuanto a la muerte terrenal el se
desprende simplemente como un traje viejo, se caracteriza libre e independiente en el más
allá, para al retorno recibir una nueva prenda. Esta nueva prenda se le esta regalando
mediante el nacimiento terrenal.

…….Y ahora llegamos a la cosa propia, lo que la referencia a la reencarnación quiere decir

…….Hemos hablado de la justicia divina. Muchas personas buenas no lo quieren dudar. Sin embargo, a menudo es difícil para ellos, de estar convencido de ello, porque en el afecto terrenal en individuales y en masas no pueden descubrir una justicia visible. Huyen a continuación, en la llamada fe ciega, pero eso es falso. ¡El creador no quiere fe ciega, sino vidente, vigilante, espíritus que viven! Por eso nos ofreció: “buscad y así hallaréis!”.

……. Y si nos esforzamos realmente serio y con anhelo al conocimiento, entonces no se nos está dando la certeza interior, que las consecuencias de la siembra y la cosecha no  pueden tocar solo en una vida terrenal. Se extienden a lo largo de todo el camino del desarrollo del humano, y por esto se denomina: “Sus obras les siguen!”.

……. Lo qué hemos hecho y actuado, no lo podemos sacudir antes de la maduración y la
cosecha, como muchos creen, cuales se suicidan, para estar libres de culpa o sufrimiento.
Nosotros llevamos todo al más allá, lo que aun fue ya cosechado aquí, y recibimos entonces
las frutas en el otro lado, o de nuevo aquí en la tierra en otro ser terrenal.

…….La justicia divina, a nosotros, no está completamente reconocible, si cerramos
obstinadamente nuestros ojos delante de este hecho. Pero ella no se deja evacuar del mundo
por propia ceguera voluntaria y nos afecta, como todo, lo que está decidido en las leyes de
Dios.

…….Ahora quien aún conoce, las leyes, bajo cuales el humano como criatura está
establecido y cuales él tiene que cumplir, si no se quiere poner en oposición a la voluntad del
Creador.?

…….Solo tenemos que mirar a lo que nos rodea, que funesta devastación hemos instigado
nosotros humanos en este planeta, cual nos fue entregado piadosamente como hogar! ¡En que
forma terrible hemos usado nuestro libre albedrío, así, que no falta mucho, para volar nuestro
propio hogar al aire! Tenemos en cuenta, como esto pronto acabara, si no recibimos una
ayuda poderosa, a cambiar a nosotros mismos, porque solo de esta manera también se puede
cambiar nuestro destino.

……. Nadie depende de la masa. Cada individual de nosotros se puede retirar del destino de
la Masa, si se destaca de la aburrida mayoría mediante reconocimiento y seguimiento de las
leyes de nuestro creador. Fe ciega no es suficiente, tampoco la sumisión lloriqueo, porque
mediante eso no pueden surgir reconocimientos y ninguna acción consciente consecuente.

…….Este poder de cada humano, con la ayuda de la fuerza divina de Dios de construir su
propio destino, se nos está explicado claramente en una gran obra literaria de hoy día del
mensaje del Grial de ABD-RU-SHIN. Lleva el título En la Luz de la verdad”. Quien
capturó en toda su extensión, y ha experimentado en sí mismo, no puede de otra manera, estar convencido, que se trata de una revelación alta. – Una revelación desde la Luz.

…….Esta obra está muy alejada de dogmas de iglesias de sectarismo y otras religiones o aspiraciones humanas, como independientemente, todo coherente por sí. Se dirige a toda la humanidad, y nos revela las leyes de la creación, cuales también se pueden llamar leyes de Dios o leyes naturales.

…….Este mensaje del grial también revela, como ya dice su nombre, el secreto del Santo Grial, y el secreto de Parzival. Que esto ocurra en nuestro tiempo de hoy día, tiene un gran significado. Ella propone obviamente la última ayuda a nosotros humanos, de las funestas relaciones confusas para encontrar la salida y rescate. Una luz, en la apocalíptica oscuridad, cual nos amenaza

.……. Nos da paz, seguridad y confianza, si entendemos bien su rigor, y reconocemos en ella el amor del creador asía su criatura.

Este manuscrito fue escrito para la introducción a la conferencia Responsabilidad del libro “En la Luz de la verdad – Mensaje del Grial”, Tomo II.

La obra “En la Luz de la verdad – Mensaje del Grial”,
de ABD-RU-SHIN,

Autora: ALMA WOLFRUM                                                                              Traducción: MICHAEL WIRZ

Publicado en: LUZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *