Resonancia Magnetica

Los microorganismos efectivosque coexisten y que se benefician unos de otros en esta tecnologia no sólo tienen la común y sorprendente capacidad para la antioxidación, sino que también tienen una resonancia magnética muy propicia que apoya las acciones vitales y es capaz de invertir los negativos. ¿Como se puede imaginar eso?

Cada átomo tiene un núcleo cuyos electrones giran alrededor de èl a una velocidad vertiginosa. A través de este movimiento se crea una vibración con una frecuencia determinada, es decir, una longitud de onda. Cada materia crea de esta forma su propia frecuencia. Cuando coinciden dos vibraciones iguales con la misma frecuencia de diferente procedencia hablamos de resonancia.

Si se encuentran con un magnetismo, se produce una resonancia magnética. Cada freguencia tiene su propio contenido de información. Cada información vital tiene su propia resonancia magnética y cada materia tiene su propia resonancia magnética. Podemos diferenciar entre vibraciónes que son favorables para el hombre y las que le son perjudicales. Los microorganismos-efectivos tienen una vibración favorable que promueve la fuerza vital que influye en la totalidad del mundo vivo. Esta vibración también está presente en la cerámica y en el Antioxidante. Por ello, existen muchas posibilidades de uso, desde la limpieza del agua, pasando por la agricultura hasta el uso en la industria.

El pprofesor Higa indica que el agua es el medio a través del cual se transmite la información vital. Cada molécula de agua es bipolar, es decir, tiene un polo positivo y otro negativo, y funciona de forma parecida a una cinta magnética. Cada información vital se graba magnéticamente en las moléculas del agua. La resonancia magnética se emite con mayor eficacia cuando la sustancia de la que procede está en estado puro.

El agua absorbe la resonancia magnética de las sustancias con las que entra en contacto y la transmite a otras sustancias

Cabe la posibilidad de que no se transmite con exactitud porque algo se lo impide, puesto que la sustancia misma puede dificultar la transmisòn o el medio de transmisiòn, es decir, el agua está contaminada.

La radioactividad es un ejemplo clásico para mostrar la dificultad de una transmisión de información correcta. Si la estructura de átomos de una sustancia se destruye artificialmente – — que es lo que pasa en el caso de la fisiòn nuclear —, entonces su resonancia magnética está distorsionada.

A través de sustancias en ese mal estado se liberan grandes cantidades de oxigeno activo, es decir, de radicales libres, que poseen parecidas a las de los rayos ultravioletas. Los radicales libres son absolutamente indispensables para todo ser vivo, pero cuando su cantidad es excesiva, son las causantes de todo tipo de enfermedades. El impedimiento más frecuente para la resonancia magnética normal en la materia es la oxidación. Si una sustancia se desintegra en sustancias oxidadas, entonces ha perdido su propio resonancia originaria.

Por lo tanto, si queremos conservar las propiedades esenciales del ser vivo y de la materia, tenemos que fortalecer y mejorar su capacidad de resistir a la oxidaciòn.

Cuanto más microorganismos-efectivos y Cerámica a partir de los microorganismos-efectivos se utilice, más grande será la cantidad de antioxidantes agrupados y las ondas de la resonancia magnética se fortalecerán en la misma medida. Cuanto este fenómeno haya alcanzado un cierto nivel, ocacionará considerables mejoras en el entorno. En los campos de cultivo se produce un crecimiento uniforme.
Los frutales llevan fruta por todas partes, del mismo color y el mismo tamaño

como consecuencia del sonido uniforme de las ondas de resonancia

El brote irregular durante el crecimiento procede de vibraciones asincrónicas. Por consiquiente,

se debe utilizar microorganismos-efectivos hasta que las vibraciones sean sincrónicas

La radiación, los cambios bruscos de temperatura y los terremotos son importantes portadores de energia que pueden ser puestos en una vibración común a través de ondas de resonancia magnética

Por esto se deberia crear un campo de resonancia en una irradiación de energia tan fuerte como la de los terremotos para evitar sacudidas y vibraciones devastadoras.

El Prof. Higa informa de casos en los que, gracias al uso de los microorganismos-efectivos y Cerámica pulverizada en materiales de construcción, se ha creado un campo de resonancia tan fuerte que incluso las vibraciones de un terremoto fuerte se han puesto en vibración sincrónica, con lo cual no ha habido que lamentar daños en esas casas. (Libro una revolución para salvar la tierra)