…..”Debemos dirigir nuestra mirada al mundo

“Debemos dirigir nuestra mirada al mundo…de los microorganismos,
los seres vivos más pequeños,
cuya existencia y actividad sustentan nuestra vida.

 

Higiene;

Significa la colonización de todas las superficies con un biotopo de microbios equilibrado. Este principio se ha perdido en la mayoría de los hogares, porque la publicidad de los productos de limpieza actuales quieren darnos a entender que se ha de erradicar todos los microbios. Así mismo los médicos creen que la ausencia de microbios se traduce en salud. En su trabajo diario se ocupan principalmente de casos en que los microbios malos han proliferado imponiéndose y provocando enfermedades. No obstante, cada vez son más los agricultores y jardineros que están aprendiendo que únicamente una microbiología equilibrada permite la transformación del material orgánico. El Dr. Ing. Agr. Ernst Hammes describe por qué los preparados multimicrobianos como los microorganismos efectivos o Kanne-Brottrunk y otros tienen efectos positivos en el medioambiente y la higiene.

Los microbios están presentes al principio y el final de la vida

En los orígenes la Tierra era desértica y estaba vacía, narra la Biblia. La ciencia moderna ha descubierto que el calor, el nitrógeno, el sulfuro de hidrógeno, la alta radioactividad, el mercaptano y otras sustancias hacía que fuera imposible la vida. Los primeros seres vivos de los que tenemos constancia son microbios, que produjeron vida y oxígeno como producto de segregación partiendo de estas sustancias nocivas para la vida. Hoy en día todas las superficies, aire, suelo, plantas, todas las pieles de los animales y las personas contienen grandes colonias de microbios. Si estos microbios fueran rojos, todo el mundo sería rojo. Las personas a las que les gusta cuidar su salud ya hace años que utilizan jabones con pH neutro, para destruir lo menos posible la microbiología de la piel. Los expertos han calculado que si la microbiología se derrumbara, la Tierra en sólo 20 años desaparecería más de un metro por debajo de una capa de material moribundo, restos de plantas, cadáveres, excrementos y el hedor sería insoportable.

También el intestino y las mucosa bucal son lugares de contacto con el medioambiente, es decir superficies. Los pediatras tradicionales piden a los padres que traigan unos pañales con caca para partiendo de ésta determinar el estado del intestino. Incluso nosotros sabemos que si cuando defecamos huele especialmente mal, esto es señal de que algo no está bien en nuestro organismo interno. Las habitaciones de enfermos que huelen muy mal apuntan a muerte o enfermedad grave.

Para nosotros es sano el olor natural de la tierra del bosque, de la fruta y la verdura fresca y de la brisa del mar.

A la mayoría de nosotros la ganadería saludable tampoco nos es desagradable y pensamos que lo típico es que los establos huelan bien. Estos ?buenos olores? son el resultado de una microbiología que funciona. El sentido del olfato es muy importante para los humanos, porque nos permite distinguir lo sano de lo enfermo. Los artículos de higiene modernos, no obstante, encubren a menudo los malos olores, para que podamos seguir viviendo sintiéndonos bien y así consumamos más

Los biotopos microbianos son sanos

La naturaleza es siempre diversidad. De esta forma actúan también los microbios, entre los que se encuentran las levaduras, hongos, bacterias, siempre en una gran diversidad de tipos. Forma biotopos estables, que no dejan lugar a la proliferación masiva de colonias individuales. Por ejemplo las bacterias coli tienen un efecto muy favorable sobre el intestino y sólo empieza a ser nociva cuando prolifera más de la cuenta. Las bacterias coli se encuentran por todo el aire y sobre todas las superficies, ya que son necesarias para la vida de todos los animales y personas. Normalmente la naturaleza ha creado para cada ser vivo su rival. Si la bacteria coli entra en contacto con la leche, lo que es frecuente en los establos con vacas, ahí encuentra su rival, la bacteria del ácido láctico, que se añade de forma natural a la leche en el útero de la vaca. Las bacterias del ácido láctico proliferan en circunstancias naturales en la leche tan rápidamente que la bacteria Coli no tiene ninguna oportunidad. Por eso nuestros ancestros tenían productos a base de ácido láctico como alimentos conservados en forma de yogurt o kéfir, que se podían conservar varios días fuera de la nevera. También el cuajo protege a la leche de la bacteria Coli, originariamente sólo en el tracto digestivo del ternero, pero luego también en la producción de queso. Las bacterias del ácido láctico como componente principal también conservan verduras (col fermentada). Hoy en día sabemos que los alimentos conservados de forma natural tienen más valor para la salud que el producto original, porque están enriquecidos con los productos de segregación de los microbios, vitaminas y enzimas. Podemos encontrar productos igualmente sanos en el suelo de los bosques de buena calidad, en los montones de compuestos y en la tierra vegetal buena

Como actúan los microbios de forma conjunta

La ciencia estima que debe haber varios millones de tipos de microbios diferentes. Sin embargo por el momento sólo conocemos 10.000. Y entre ellos tan sólo unos pocos determinan que un medio sea sano o enfermo. La mayor parte de la microbiología es neutral. Los microbios siguen al grupo dominante y estructuran conjuntamente el medio. Si dominan los que crean enfermedades, el medio enfermará. Si dominan los sanos el entorno será sano. Si erradicamos mediante la desinfección o la medicación todos los microbios, se creará un vacío que en la mayoría de los casos suelen colonizar los microbios que provocan enfermedades, que ya no tienen rivales y se multiplican masivamente. Por eso la mayoría de médicos después de tomar antibióticos mandan Symbioflor o productos similares, para volver a colonizar el intestino de forma normal lo más rápidamente posible.

Otro ser favorable para la naturaleza es la mosca. Nos indica que hay putrefacción en algún lugar. Las larvas de las mocas viven en las sustancias podridas, y las moscas empujadas por la necesidad de reproducirse, buscan lo putrefacto. Allí es donde depositan sus huevos. Últimamente la medicina utiliza este hecho colocando larvas de moscas en heridas tratadas con terapias convencionales y que no se han curado. Éstas se comen únicamente el tejido putrefacto entran en su digestión (microbiología) y producen al mismo tiempo enzimas y vitaminas en su mucosidad, que estabiliza y protege los tejidos todavía vivos.

Aplicación práctica en cada hogar

La higiene en el hogar significa que cada superficie ha de estar poblada positivamente por microbios. Los preparados multimicrobianos pueden añadirse muy diluidos en el agua para limpiar o la de lavar. La experiencia muestra que las personas pueden permanecer limpias durante años sin necesidad de jabón si se lavan con un multipreparado microbiano. Los lavavajillas necesitan y las lavadoras sólo necesitan un tercio del detergente y a pesar de ello todo sale limpio. Una colonia de microbios buenos minimiza la formación de polvo y de este modo también la aparición de ácaros. Algunos productos están autorizados como alimentos, de forma que gracias a su ingesta bebida se puede proteger de forma óptima mediante el equilibrio microbiano el intestino y la mucosidad. La experiencia con animales muestra que las heridas se curan con mayor rapidez. Si se pulveriza en el aire preparados multimicrobianos mezclados con agua en el aire, se eliminan los malos olores. En todo el mundo son muchos los ejemplos que podríamos mencionar y se están expandiendo cada vez más estos conocimientos.